5. EL CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

- Durante el Paleolítico, la caza y la recolección ofrecieron suficiente alimento para nutrir a una población que, escasamente, llegaba a los 8 millones de habitantes.
En el Neolítico, con el descubrimiento de la agricultura y la ganadería, la población empezó a alimentarse mejor y se produjo la primera expansión de la especie humana.
Se calcula que, a principios de nuestra era, la población mundial alcanzó unos 300 millones de habitantes.
Durante la Edad Media, la sucesión de guerras y los diversos episodios de epidemias y hambrunas frenaron el crecimiento de la población. En Europa, la peste negra del siglo XIV fue terriblemente devastadora: sólo en Inglaterra asoló a más del 40 % de su población. La situación mejoró en los siglos XV y XVI, pero a principios del siglo XVII volvió a producirse un incremento de muertes. A pesar de todo, en 1750 se alcanzaron unos 800 millones de habitantes.
A partir del siglo XIX, el ritmo de crecimiento demográfico se aceleró debido principalmente a dos causas:
- Las mejoras en las técnicas agrícolas permitieron obtener más alimentos, con lo que las hambrunas dejaron de producirse en muchos países.
- Los avances médicos (vacunas, por ejemplo) mejoraron la higiene y la sanidad, lo que conllevó la reducción de las epidemias y las muertes.
A este cambio trascendental se le denomina revolución demográfica. Como resultado, a comienzos del siglo XX vivían en el planeta 1.700 millones de personas.
A lo largo del siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial, se produjo una explosión demográfica con una fase de vertiginoso crecimiento. En cuarenta años la población mundial se duplicó: en 1960 había 3.000 millones de personas y a mediados de 1999 se superaron los 6.000 millones. En sólo 100 años la población del planeta casi se había cuatriplicado.
En la actualidad, la población mundial aumenta unos 80 millones de personas cada año (1,3% anual). En los últimos años, parece que el ritmo de crecimiento está ralentizándose. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) estima que en el año 2050 la población mundial será aproximadamente de 9.300 millones de habitantes.
a) Consulta en la página 36, y explica qué es la "explosión o revolución demográfica".
b) Crees que la población mundial crecerá según las previsiones de los demógrafos, o pueden introducirse variables que hagan cambiar las cifras?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada